viernes, 15 de marzo de 2013

¿HAY TANTOS TONTOS?

Dice Paco Traver que "sin poder -o mejor dicho sin asimetrías en las relaciones de poder- es imposible curar, educar, enseñar o dirigir a nadie. Un juego que viene definido por reglas que están en el propio encuadre: uno que no sabe y otro que sabe, uno que carece y otro al que le sobra (como en Poros y Penia), uno que es exceso y otro déficit, uno que ama y otro que debe dejarse amar, uno que es sujeto y otro que es objeto."

A mí, personalmente, la idea del poder me chirría bastante, en especial en lo referente a las relaciones entre terapeuta y paciente o entre coach y coachee. Siempre he pensado que el Amor es el mejor entorno para que una persona sea capaz de hacer el clic terapéutico. No el poder. La distancia, o el desequilibrio al que se refiere el Dr. Traver, me genera desconfianza. ¿De qué manera se aproxima un psicólogo a una persona si está convencido de que él lo tiene/sabe todo? ¿Qué energía percibe un paciente que acude a una consulta con la sensación de que le falta algo? Todas las personas, a mi modo de ver, están completas. Si sufren no es porque son seres inferiores, sino porque, probablemente, no han aprendido a gestionar los recursos que les permita saberse, es decir, observarse a sí mismos con un cierto desapego y distanciamiento. En definitiva, para tomar conciencia y desidentificarse con la emoción que los castiga.

Carl Jung lo explica de forma magistral: "Conozca todas las teorías, domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdadera fiebre por adquirir más y más conocimientos, con la intención de "ayudar a los demás"(¿no será para ayudarnos a nosotros mismos?), no sé si nos acerca o nos aleja del "alma humna". La autenticidad ni se lee, ni se estudia, ni se memoriza, ni contiene metodologia,ni se adquiere en cursos de formación, al límite quizás solo se puede"contagiar" de un ser humano a otro. Cuando me he reconocido en un hoyo del que no sabia como salir, lo más inteligente que he hecho ha sido pedir ayuda. Si, si, creyendo que algo en mi no funcionaba bien. Sinembargo lo que realmente me ha sacado del hoyo es tener en frente a alguien que ha sabido darme valor, me ha hecho de espejo y ha tenido la habilidad de presentarme a mi misma...y yo me he quedado encantada de conocerme. No es una "habilidad usual" en proporción a la cantidad de ofertas que corren por el mundo.

Francesc Granja dijo...

Anónimo, cada día aparecen nuevas técnicas, nuevas terapias para ayudarnos a encontrar el bienestar. Mi opinión es que, más allá del método, lo que finalmente permitirá hacer el 'click terapéutico' es la calidez del vínculo que se establece entre las personas que intervienen en el proceso.

Anónimo dijo...

Francesc, tu tienes esa calidez, lo sabes verdad ? o quizás es ella la que te tiene a ti. No se si la vida puede ofrecer un regalo mayor. Llévalo con orgullo sin soltarle la mano a la humildad. Mi admiración y amor sincero, ese arte de establecer vínculos entre dos seres humanos habita en ti.

Francesc Granja dijo...

Anónimo, gracias por ese maravillosos piropo.