martes, 3 de abril de 2012

EL SEXO CONSCIENTE


¿Tocar o acariciar? ¿Hacer el amor o dejar que el amor te haga? Al contrario de lo que ocurre en el sexo instintivo, el sexo consciente no tiene como finalidad el orgasmo a través de la penetración. En el sexo consciente, el cuerpo, los genitales son sólo un medio para alcanzar un estado superior de conciencia. Caricias, silencios, susurros, ... cuando una pareja consigue vibrar en la misma frecuencia, cualquier expresión amorosa es susceptible de convertirse en el transmisor energético hacia el éxtasis. En el sexo consciente no hay tiempos, ni cantidades, ni medidas, ni patrones. En el sexo consciente los amantes fluyen en absoluta libertad a lo largo y ancho de su intuición en busca del nirvana. En el sexo consciente el sexo, o, mejor dicho, la energía sexual, es el medio para elevar la conciencia.

No hay comentarios: