jueves, 12 de abril de 2012

ALGÚN DÍA LO PINTARÉ


Hay personas que en algún momento de su vida giran la mirada hacia el interior y se dan cuenta, no sólo de que hay alguien más ahí dentro, sino que vale la pena entretenerse un poco en averiguar de quién se trata. En mi trayectoria vital he presenciado en varias ocasiones este momento casi mágico en que una persona descubre que su vida puede ser diferente, más completa y con más sentido. Se le ilumina la mirada, se le abre la cara y le aparece una sonrisa radiante que permanecía sepultada bajo un montón de creencias limitadoras. En un abrir y cerrar de ojos, se despejan todos los miedos y surge un universo repleto de posibilidades. El informático aburrido se convierte en galerista de vanguardia, la comercial parlanchina en profesora, el médico descontento en cocinero creativo y el ejecutivo agresivo en terapeuta de parejas.

Se me hace muy difícil dar recetas o métodos de cómo conseguirlo. Los budistas recomiendan las Noble Eightfold Path. Steve Jobs, en su 2005 Stanford Commencement Address, habla de unir los puntos. Otros dicen que hay que escuchar el estómago. Sea como sea, cada uno de nosotros es libre de averiguar cuándo y cómo alcanzar esa vocación con la que, estoy convencido, nace todo ser humano. No tengo reglas ni pautas para guiar a la persona a darle sentido a su vida, lo único que puedo decir con la rotundidad que me otorga el conocimiento de causa es que eso es posible. 

Sí, se puede. Se puede cambiar la vida. Se pude encontrar el camino de la felicidad.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

SI !!,
llàstima que no pugui editar un SI amb cos de lletra més gros.
La teva habilitat per posar en paraules el que molts compartim, no deixa de sorprendre'm.

Francesc Granja dijo...

Anónimo, gràces, gràcies, gràcies.

Anónimo dijo...

que sí! se puede! sólo hay que pararse a escucharse desde muy adentro, muchas veces,... y olvidar las interferencias de fuera.


Gracias por regalarnos tus pensamientos.

Lupe

Francesc Granja dijo...

Lupe, gracias por ese comentario y por tus visitas.