domingo, 6 de noviembre de 2011

LIVING IN A WORLD OF DIFFERENCE


A pesar de llevar varios años en silla de ruedas, desconocía por completo el fenómeno de los 'wannabes'. Según la información que he podido recopilar, este tipo de personas tienen un deseo profundo de convertirse en personas discapacitadas y pueden llegar a llevar aparatos ortopédicos y sillas de ruedas, y en casos extremos, de provocarse autolesiones, con el fin de ver cumplido su sueño. No hay que confundir los 'wannabes' con los abasiofílicos, que son aquellas personas que se sienten atraídas sexualmente por los usuarios de complementos ortopédicos. 

La película Quid pro Quo aborda el tema de los 'wannabes' sin filtros de ningún tipo. En una de las escenas, la protagonista (que no tiene ninguna discapacidad, pero que se siente 'wannabe') dice algo que me ha dejado impactado: 'Yo nací discapacitada, pero mi cuerpo no ha acompañado los deseos de mi mente'. Cuando miraba el reportaje sobre intersexualidad, escuché frases muy similares en relación a la dicotomía que tenían ciertas personas entre el género sexual que provenía de su mente y el que le otorgaba su fisiología.

Dejando a un lado las valoraciones médicas, psicológicas y morales, este tipo de descubrimientos refuerzan mi convicción de que cada uno de nosotros somos seres únicos e irrepetibles. Y de que, sean cuales sean las etiquetas que nos pongan o nos pongamos, siempre hay una posibilidad para hacer algo en pro de nuestro bienestar interior. Aunque ese algo suponga la amputación voluntaria de una pierna.

No hay comentarios: