martes, 18 de enero de 2011

CONAMORADO


Para mí, no es lo mismo estar enamorado que ser amor. Lo primero parece ser un estado transitorio donde nuestra conducta se somete a los designios de nuestro inconsciente que busca identificarse con otra persona (a veces, cosa o idea) para liberar pasiones o necesidades insatisfechas. Lo segundo es la expresión más pura del estado natural de un ser humano y puede, o no, estar vinculado con otra persona. Desde mi punto de vista, estar enamorado difiere, y mucho, de ser amor. En un caso salimos al exterior para encontrar el bienestar. En el otro, lo que hacemos es un viaje interior que nos permitirá encontrar la mejor versión de nuestra genuinidad. En el primer caso, el amor está fuera, lejos, … En el segundo, el amor está dentro, cerca, perenne, …

Por eso propongo un nuevo término para definir este estado: conamoramiento.

4 comentarios:

Caba Robletto dijo...

El "conamoramiento" según vuestro comentario es una dualidad; a mi modesto entender, esta dualidad, es reflejo de otras dualidades diferentes y distintas, no descubrimos nada nuevo, excepto el nuevo termino de conamoramiento.

Ahora bien, para "llegar" más a otras dualidades, hay que anteponer al hombre ó mujer, en un mismo plano general, donde el cultivo de la sensibilidad y el Arte de querer SER, te permita recibir y comprender a "otros" y a ti mismo, con eso que enuncias puertas para adentro como amor y que un servidor lo redefine como sensibilidad.

Abrazos, Ramón.

Luis Oiarzabal dijo...

No tenemos necesariamente que estar enamorados de otra persona, podemos enamorarnos de situaciones, imágenes, cosas, etc
Es verdad que ser amor libera de lo exterior, pero el que es amor estará enamorado de lo que le rodea y enamorara a los que se acerquen.
Con mucho amor.
LM.Oiarzabal

Francesc Granja dijo...

Caba Robletto, como dices, son maneras de entender. Personalmente no veo la dualidad en 'ser amor' o, en mis términos, estar conamorado. En cualquier caso, creo que en el fondo estamos hablando de lo mismo.

Francesc Granja dijo...

Luis, estoy totalmente de acuerdo contigo. El amor es tan poderoso que se expande por doquier.